comida

Llamo de nuevo a Lunio, parece que no me ha oído. Por fin aparece tras una columna, sonriente. Nos metemos en el baño y nos frotamos el uno al otro con jabón de Massalia y esponjas de Miletus. Hablamos del día que nos espera, de las compras recién hechas mientras nos frotamos como siempre, con […]

Seguir leyendo »