Devoradora

Publicado el 22 de enero de 2015 en Extractos por | 0 comentarios

Después del trabajo voy a mi cafetería del centro favorita. Me siento sola, prestando atención a todo el mundo que pasa por delante. Tomo tranquilamente un café largo, de Kenia, de gusto profundo y delicado al paladar, solo al final deja un regusto salvaje, animal, básico, africano. Saboreo lentamente cada uno de los sorbos: es un gran momento de la semana que no comparto con nadie. La soledad bien medida es una dicha, un regalo que pocos saben apreciar y que hay que atesorar como un rayo de luz que entra por la ventana.

Me levanto y pido otro café igual. Aprovecho y voy al baño, saco del bolso un vibrador pequeño de viaje y me lo introduzco con delicadeza.

Vuelvo a mi mesa y con cada sorbo del maravilloso café aprieto con un dedo el mando a distancia del vibrador. Enseguida empiezo a mojarme. El sonido del aparato es casi inaudible, mi mejor amigo en la cafetería. Intento que no se me note, es muy divertido esconder cómo me estoy poniendo tan cachonda. Siento cómo mis pezones se endurecen hasta hacerme daño. Aprieto un poco las piernas para intentar mantener la compostura, pero se me escapa un débil gemido. Sonrío porque hay unas chicas a mi lado que me miran de vez en cuando: no saben qué pasa, pero casi parecen reconocer mi expresión. Me encanta.

Y se me va la cabeza.

Estoy en la cama con las tres chicas del café, desnudas, sudorosas. En el aire hay un ligero olor a almizcle y a perfume. Una chica me besa apasionadamente mientras me acaricia el pelo, otra de ellas frota mis tetas delicadamente con sus manos aceitadas y otra se zambulle en mi pubis. Chupa y lame mi clítoris como sólo una mujer sabe hacer: con energía calculada, con suavidad milimetrada. Cada lametazo es un latigazo entre mis piernas, tengo el interior de los muslos mojados y siento que ella también se moja profusamente, alza su mirada para enlazar con la mía pero continúa moviendo la lengua con hambre.

Devoradora es uno de los relatos incluido en PORNO/GRAFÍA 03. Si quieres saber cómo sigue la historia, compra el libro en Amazon por sólo 1,95€.

Comentarios, ruegos y súplicas